• Tu cesta esta vacía!

ENVIOS:

Envíos en 24h, y gratis en pedidos de más de 15€.

IMPUESTOS:

IVA incluido en todos los precios.

TARJETA Y PAYPAL:

Pagos seguros con Tarjeta de credito o debito y PayPal.

Desintoxicar el cuerpo después de Navidad




Sabemos que la época navideña es un momento en el año en el que cometemos excesos. Muchas personas quieren controlar, al máximo, lo que toman en estas fechas pero, lo cierto, es que casi siempre nos pasamos y comemos más turrón del que deberíamos o bebemos más cava del aconsejado.

Si este es tu caso, una buena idea que puedes hacer es desintoxicar el cuerpo después de Navidad para, así, poder recuperar nuevamente tu figura y volver a gozar de la salud que tenías antes de las fiestas.

En este artículo vamos a darte algunos consejos que te ayudarán a desintoxicar tu cuerpo después de Navidad y, así, poder volver a sentirte tú mismo cuando te mires al espejo.

Dieta depurativa de 1, 2 o 3 días

Una de las dietas más eficaces para desintoxicar el cuerpo es la que se conoce como la dieta depurativa. Se trata de una metodología alimentaria en la que nos centramos en consumir alimentos nutritivos pero bajos en calorías como son las frutas y las verduras. Durante un tiempo muy limitado (uno, dos o tres días como máximo) deberemos prescindir de cualquier otro alimento que no se incluya dentro del grupo de frutas o verduras para, así, conseguir que nuestro organismo pueda eliminar todas las toxinas acumuladas durante la Navidad y recuperar su óptimo funcionamiento.

Esta dieta se centra en comer únicamente frutas y verduras durante los días que queramos, máximo tres. Es importante que NUNCA la alarguemos más de este tiempo porque, de lo contrario, podríamos comenzar a padecer efectos secundarios de una baja nutrición tales como mareos, debilitamiento e, incluso, fallos en nuestros órganos vitales que pueden resultar fatales.

Por tanto, si quieres desintoxicar tu cuerpo después de Navidad, puedes pasarte a hacer esta dieta para depurar el organismo que se centra en estas premisas básicas:

Dividir tu día en 6 o 7 comidas distribuidas a lo largo del día.

Para conseguir estar completamente nutrido durante toda la jornada y no sufrir hambre en demasía, puedes tomar de seis a siete comidas durante tu día pero, eso s